Los hospitales Vithas Xanit Internacional de Benalmádena y Vithas Málaga ya están preparados, al igual que los 20 hospitales del Grupo Vithas, para reactivar la actividad ordinaria con todas las garantías de seguridad para los pacientes y profesionales frente a la COVID-19.

Tal como ha establecido el Ministerio de Sanidad como condición a las comunidades autónomas para la desescalada paulatina del desconfinamiento, los protocolos diseñados por el grupo incluyen dos circuitos diferenciados: uno para los pacientes que padecen COVID-19 o con sospecha de padecerla, y otro para los pacientes que acuden al hospital por el resto de patologías.

Este doble circuito se aplica en todas las áreas de actividad hospitalaria, como urgencias, consultas externas, quirófanos, plantas de hospitalización, salas de espera o admisiones, según han informado a través de un comunicado.

La disminución de nuevos casos de COVID-19 y el previsible incremento de la actividad ordinaria para atender a los pacientes que requieren tratamiento médico, llevó a la dirección corporativa asistencial y de investigación del grupo a diseñar e implementar desde hace semanas protocolos que garantizan la seguridad de pacientes y de los propios profesionales. Para su realización, se reorganizó la actividad y procedimientos, circuitos, medidas de aislamiento y protección personal.

El director corporativo asistencial y de investigación de Vithas, David Baulenas, ha explicado que “los 20 hospitales Vithas son espacios seguros y estamos preparados para volver a cuidar la salud de las personas que, a causa de la epidemia, y ya sea por temor o por la obligada desprogramación de la actividad no urgente, han demorado la visita al médico”.

“Gracias a nuestros protocolos, estamos listos para retomar la actividad ordinaria con todas las garantías de seguridad con arreglo a las indicaciones del ministerio y las consejerías de salud”, ha añadido Baulenas.

Para más información vea la fuente original en La Vanguardia

Compartir en: